María Luisa Madueño, infaltable en el Medio Maratón de Tijuana

Deportes
Tipografía

El próximo reto deportivo de una auténtica ultratrail runner

Tijuana.-  María Luisa Madueño tiene una pasión: Correr. No hace pequeños recorridos, lo de ella son las pruebas de fondo, siempre en busca de nuevos desafíos que vencer.

Esta destacada atleta formará parte de los miles de corredores que tomarán la salida el 22 de julio en el “Medio Maratón Internacional de Tijuana 2018”, evento que organiza el Instituto Municipal del Deporte (Imdet) dentro de los festejos de aniversario de la fundación de la ciudad.

Como preparación para esta competencia en donde más de 24 naciones han confirmado su participación, correrá este domingo 8 de julio en el evento pedestre  denominado “Por la Seguridad” en Playas de Tijuana, motivando a todos a apoyar esta causa.

“La nueva ruta del Medio Maratón y el cambio de día me parecen un acierto por parte del comité organizador, muy bien trazada, así que yo espero que resulte todo un éxito y por supuesto, estando en mi casa, pues no me lo puedo perder”.

Mujer altruista que ha sabido combinar muy bien todas las facetas de la vida: deportista, empresaria, conferencista, maestra, esposa, hija, mamá. Precisamente su familia es su mayor incentivo para seguir, aún en las peores condiciones, en escenarios remotos de conmovedora belleza y en situaciones extremas de supervivencia.

María Luisa Madueño es un derroche de energía, es de las que cree en que el músculo más fuerte es la mente, ese que le hace seguir adelante en los ultramaratones de renombre como el Gore Tex Transalpine Run de 300 kilómetros de recorrido en 7 días, cruzando 4 países: Alemania, Austria, Suiza hasta llegar a Italia, evento considerado para muchos como “La Tour de Francia” del ultramaratonismo.

Con un impecable sentido del humor, impulsora de causas sociales (Red Binacional de Corazones), vio por primera vez la luz del día en Tijuana en julio de 1956, desde muy pequeña ya exploraba el mundo yendo de aquí para allá con sus propios pies, en ese sentido sus padres supieron encausar toda su energía en el deporte.

Pertenecer a una competencia le produce una emoción inmensa que despertó en su etapa infantil un apetito hasta entonces desconocido, así, casi sin darse cuenta, entrenar se volvió un estilo de vida ,y con el transcurrir de los años, se vuelve un referente a seguir entre las corredoras de su época, lo que le lleva a incursionar en nuevos retos como el triatlón, carreras a campo traviesa, Medio Maratón de Tijuana que siempre que puede participa, y lo mismo en el Maratón Gobernador donde ha escrito páginas doradas.

“Correr es una pasión”, reflexiona, “es consagrarse en cuerpo y alma a lo que te gusta, que te absorbe tu tiempo y energía”, es su válvula de escape: “cuando corro me desestreso, le encuentro solución a los problemas, descubro paisajes maravillosos y gente muy especial”.

No hay un cálculo de cuántas mujeres latinoamericanas practican este deporte, pero se sabe que no superan las 10, entre las cuales Madueño es una de las más exitosas.

Llegar a practicar el ultramaratón no es fácil, es un deporte de resistencia, en el que la mente es casi más importante que el cuerpo. “Hay que tener madurez y motivación interna”, concluyó.