Crimen organizado debe ser combatido con toda la fuerza del Estado: Monreal

Mexico
Tipografía

El senador señaló que el Estado debe promover y asegurar el cumplimiento de la ley y dijo que México tiene el desafío “garantizar la promoción y el respeto a los derechos humanos”

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, Ricardo Monreal Ávila, advirtió que delitos como el homicidio, el feminicidio, la desaparición forzada, la trata de personas y las agresiones a periodistas, defensores de derechos humanos y ambientalistas, deben combatirse con toda la fuerza del Estado, sin tregua y sin “parangón”.

Durante la ceremonia de reconocimiento del Senado al jurista universitario Edgar Corzo Sosa, primer mexicano en ser designado presidente de los presidentes de todos los Comités de Derechos Humanos de la ONU, el líder de los senadores de Morena sostuvo que el Estado debe promover y asegurar el cumplimiento de la ley y dijo que México se encuentra ante un ineludible desafío: garantizar la promoción y el respeto a los derechos humanos, porque los Estados nacionales tienen la responsabilidad no sólo de respetar y protegerlos, sino también de realizarlos, es decir, adoptar medidas positivas para facilitar su disfrute.

“Los homicidios, feminicidios, desapariciones, la trata de personas, el tráfico de migrantes, las agresiones a periodistas, a los defensores de derechos humanos y ambientalistas, son crímenes que no pueden aceptarse y son crímenes que deben de combatirse sin tregua y sin parangón, como una medida ejemplar para evitar su reincidencia”.

Monreal Ávila enfatizó que la impunidad no debe premiar nunca a un asesino material ni intelectual, por lo que insistió en que “tenemos que combatir estos y todos los crímenes, con el derecho, con las instituciones, con toda la fuerza del Estado. Para lograrlo, la nación tiene que convertirse en un instrumento eficaz, el Estado tiene que cumplir con su responsabilidad”.

Remarcó cuando el crimen pretende acallar el ejercicio del periodismo, entre otros efectos, se quiere obligar a los informadores a la autocensura para salvar la vida, lo que es inaceptable, porque “si se maniata la libertad de expresión, todos perdemos”.

El senador zacatecano subrayó que homicidios como el del periodista Antonio de la Cruz, asesinado en Ciudad Victoria, Tamaulipas, no deben quedar impunes, por lo que celebró la decisión de la Fiscalía General de la República (FGR) de atraer el caso, para que se aclare con rapidez este “horrendo crimen” que se suma a los de miles de personas.

Señaló que la falta de respeto a los derechos humanos no sólo ocurre en los regímenes autoritarios, sino también en los países democráticos, y reconoció que "hemos fallado en su promoción, defensa y protección".

Sostuvo que el principio de igualdad ante la ley es la condición para que todos disfrutemos de los derechos humanos y como servidores públicos debemos mantener un irrenunciable compromiso por su respeto y protección.

A este evento en el Senado acudió con la representación del rector de la UNAM, Enrique Graue, el abogado general de la Máxima Casa de Estudios, Alfredo Sánchez Castañeda.

También asistieron Miguel Ángel Osorio Chong, y Geovanna Bañuelos, coordinadores del PRI, y el Partido del Trabajo, y los senadores Kenia López, del PAN; Patricia Mercado, de Movimiento Ciudadano; Rogelio Israel Zamora, del Partido Verde y Emilio Álvarez Icaza, del Grupo Plural.

Con información de El Universal.