tijuana principal

Promueve doce Propuestas en Materia de Seguridad, el regidor Vicente Jiménez

Baja California
Tipografía

El regidor presidente de la Comisión de Seguridad Pública, Vicente Jiménez Oceguera, promueve doce propuestas en materia de seguridad pública, que deberán formar parte de un documento único que incluya las iniciativas del resto de los regidores del cabildo.

La primera propuesta es determinar el número de elementos policiacos con los que debe contar la Dirección General de Policía y Tránsito, en apego a las recomendaciones de la ONU y en función del número de habitantes de nuestra ciudad, para que a partir de tal definición se establezca un plan presupuestal permanente, reflejado reglamentariamente, que establezca un programa de rescate de la corporación del grave rezago histórico que presenta.

Segunda, realizar un ejercicio exactamente igual al señala en el párrafo anterior, pero en materia de los vehículos-patrulla que requiere la corporación policiaca.

Vicente Jiménez propuso también el revisar las obligaciones del Ayuntamiento en materia de promoción de la participación ciudadana, al igual que el cumplimiento de las atribuciones del Comité Municipal de Seguridad Pública y su vinculación con las autoridades municipales del ramo.

Cuarto, revisar la estructura actual del sistema de Justicia Municipal del que dispone la ciudad, a efectos de asegurarse de que los actuales juzgadores municipales cumplan cabalmente con el perfil personal y profesional que se requiere para desempeñar tan  importante papel, así como para cerciorarse de la limpieza de sus  antecedentes laborales,  con la intención de asegurarse de que tan importante institución no se convierta en refugio de personajes que hubieren sido expulsados de otras instituciones por acusaciones de haber incurrido en actos irregulares, ilícitos o reprochables.

Quinto, determinar el perfil o la personalidad de conjunto que debiera tener la corporación policiaca municipal, para realizar acciones encaminadas a rescatar a la corporación policiaca para efectos de que se comprometa con su comunidad, identificando en un segundo momento a aquellos elementos que por su perfil pudieran convertirse en líderes  al interior de la corporación, para que auxilien en la consecución de tal objetivo.

Jiménez Oceguera pidió analizar el impacto que en la estadística delictiva municipal tienen tanto el narcomenudeo como las adicciones a las drogas, para determinar si el municipio debiera establecer programas de mayor impacto tendientes a prevenir tales adicciones, enfocados principalmente en la población menor de edad o en estudiantes del nivel primario y secundario.

También, analizar el problema social y económico relacionado con los denominados vehículos chocolate o de estancia ilegal en nuestra Entidad, para estar en condiciones de que el Ayuntamiento defina una postura al respecto.

Octavo, instruir a la Secretaría de Seguridad Pública y demás autoridades competentes para que implementen programas urgentes de “Cero Tolerancia” en materia de los reglamentos de tránsito, de transporte público de pasajeros, del reglamento de limpia, del Bando de Policía, entre otros, con el objetivo de que el Ayuntamiento de Tijuana recupere el principio básico de autoridad.

Lo anterior, porque la ciudadanía se queja del comportamiento del sector transportista;  de la falta de respeto del reglamento de tránsito por parte de la generalidad de los automovilistas;  de las descaradas violaciones del reglamento de limpia cuando percibe que muchos otros ciudadanos provocan escurrimientos de agua al lavar sus autos, cocheras o banquetas con el chorro de la manguera; de las violaciones al reglamento contra el ruido, cuando se permite el uso de sinfonolas o equipos de sonido en los puestos fijos o móviles del comercio, o cuando cualquier vecino alegra sus fiestas con música a alto volumen, sin permiso para ello, y excediéndose del horario que establece dicho reglamento, ente otros.

Para el Regidor Presidente de la Comisión de Seguridad Pública, es importante determinar el porcentaje de avance en cuanto a la capacitación de los elementos de la corporación policiaca, respecto del Nuevo Sistema de Justicia Penal, con el propósito de que si resulta necesario se apruebe la aplicación de los recursos económicos suficientes para concluir probadamente con dicha capacitación, para evitar que siga liberándose a presuntos responsables por el defecto en el Informe Policial Homologado.

Las propuestas incluyen impulsar la revisión jurídica del contrato relacionado con el sistema de cámaras de videovigilancia que se tiene instalado en la ciudad, con el propósito de finiquitar dicho contrato, de forma tal que la ciudad pueda modernizar el equipo instalado sin involucrarse en contratos leoninos o desventajosos.

Además, revisar la situación que guarda el equipo de minicámaras que le fueron entregadas a la corporación policiaca durante la pasada administración, para efectos de que se instruya su inmediata utilización, así como para que se determine el incremento del número de tales cámaras, siempre con la intención de incrementar el nivel de seguridad en el que se desempeña el trabajo de los elementos policiacos, además de colocarse en condiciones de poder vigilar el comportamiento de tales elementos y el comportamiento de los ciudadanos con los que aquellos entren en contacto en el ejercicio de sus funciones. 

Por último, Vicente Jiménez incluye la revisión para que la corporación policiaca de cabal cumplimiento a la Fracción XXIII del artículo 25 del Reglamento del Servicio Profesional de Carrera de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, que establece que los elementos policiacos tienen prohibido “… portar o utilizar teléfono celular, aparato de radiocomunicación o cualquier otro aparato de comunicación diverso al asignado oficialmente, durante la prestación del servicio activo, salvo autorización por escrito…”, ello para impedir que los malos elementos policiacos puedan establecer contacto con personas ajenas a la corporación o puedan recibir peticiones contrarias al buen servicio.