Cañonazos de corrupción en Control Urbano

Tijuana
Tipografía

 

Directora Alma Morales, en el ojo del huracán; año de Hidalgo de funcionarios, chinchín Quien deje algo

A flor de piel se nota el nido de corrupción que existe en la dirección de la Administración Urbana donde la arquitecto Alma Morales, actual administradora, destapa un hoyo para tapar otro, le juega a los dados imponiendo multas estratosféricas, a unos y siendo complaciente con otros, bajo módicas cantidades que no dejan de ser ostentosa, pero que no se sabe dónde van a parar esas multas que no se reflejan en el erario municipal, ya hemos hablado de todo ello en este prestigiado medio informativo al servicio del pueblo, sobre la presunción de actos corruptos en la implantación de anuncios espectaculares, como el ubicado en la Avenida Internacional en la ciudad de Tijuana y que son propiedad de Leonardo Fernández quien también tiene grandes espectaculares en otros municipios,

Hay espectaculares que fueron implantados sin los mas mínimos requisitos y completamente fuera de la ley, como el que se ubica sobre el canal, en manos de la CONAGUA, y que no cuentan con las normas reglamentarias, se dice que tiene permiso de uso de suelo y es propiedad de Felipe Ledezma, para empezar esa área y el espectacular no puede tener permiso de uso de suelo porque no es un área común o un predio que amerite licencia de uso de suelo, esos permisos, la administración de Alma Morales los da como si fueran volantes, a diestra y siniestra, a pesar de ya haber sido denunciados hasta este momento no han sido clausurados, y tampoco ninguno de Leo Fernández y Guicho Guerrero.

Es obvio la corrupción a flor de piel y metafóricamente Alma dispara verdaderos cañonazos para llevarse una gran tajada de dinero y dejando un compromiso enorme a la siguiente administración municipal, dicen algunos ciudadanos que seguramente caerán en la labia de Leonardo Fernández o quizás en el mejor beneficio para funcionarios que pueda ofrecer el Guicho Guerrero, y es en este último mes precisamente que salen a flor de piel las corruptelas que viene realizando la titular del control urbano, que más que control es una verdadera maraña en cuanto se refiere a los anuncios publicitarios de gran tamaño y que existen por varios puntos de la ciudad.

Alma Morales tiene preferencias por Leonardo Fernández Aceves a quien le concede todo, en cambio le niega el menor movimiento a Luis Alberto Guerrero para realizar las actividades que pretende para su conveniencia, pero finalmente se los concede bajo condiciones y tiempos de espera a su antojo, otorgándoles permisos apócrifos que no reúnen requisitos de ley, para uno y para otro.

Leonardo Fernández de militancia panista es conocido como traficante de influencias y de anuncios espectaculares, negocios que no han sido investigado por el SAT, negocios que tienen dudosa procedencia en sus inversiones y además que nadie ha podido detener la implantación de decenas de anuncios espectaculares que no reúnen las medidas precautorias que la propia municipalización ha declarado en un ordenamiento, mismo que se la pasa por el arco del triunfo el conocido empresario como Leo Fernández.

Fernández Aceves siempre ha estado presente en todas las administraciones panistas, tanto estatales como municipales y ha gozado de componendas que diversos funcionarios le otorgan a cambio de apoyos en tiempos de elecciones, uno que recibió jugosos apoyos fue en la administración de Francisco Kiko Vega a quien desde su campaña apoyo para luego recibir el pago en recursos públicos y en beneficios personales.

Ahora Leonardo Fernández se ha “ganado” a Alma Morales a quien maneja a su antojo y ella se ha vuelto cómplice de actos corruptos en cuanto a tráficos de influencias y montaje, distribución y venta de anuncios espectaculares en esta ciudad y otra donde ha realizado una cadena de influyentísimos y corrupción.

Por su parte, Luis Alberto Guerrero amigo íntimo de Arturo González Cruz, expresidente municipal de Tijuana, también se le considera arribista que busca aprovechar cualquier escollo en el gobierno municipal y así se ha metido en la debilidad como funcionaria pública a Alma Morales. Al Guicho Guerrero se le ocurrió ser competencia de Leo en la instalación de anuncios espectaculares en diversos puntos de la ciudad, promoviendo pantallas electrónicas, pasándose por el arco del triunfo el reglamento y las leyes en cuanto se refieren a espectaculares de gran dimensión.

Este individuo aprovechándose de la buena amistad de Arturo González incursionó en competir con anuncios espectaculares electrónicos, publicidad diferente a los anuncios fijos que ofrecía Leonardo Fernández, pero siempre con la mira de tener recursos del erario municipal y de partidos políticos que aún creen en sueños guajiros de la publicidad en movimiento, así se ha metido con la Administración Urbana a cargo de Alma Morales, quien ante la falta de madurez política de la actual directora, se deja manipular para tener beneficios por implantar anuncios espectaculares como el de Playas, por ejemplo.

Todo ello con verdaderos actos corruptos donde se estira y afloja la decisión de Alma Morales que tapa un hoyo para destapar otro, tratando de beneficiar a Leonardo Fernández e impidiendo que Luis Alberto Guerrero avance y luego hace lo contrario, apoya a Luis y deja a un lado a Leonardo, notándose acciones corruptas y de tráfico de influencias para dejar problemas a la entrante administración municipal de MORENA, en este asunto la Fiscalía General ya tiene detectados estos y otros asuntos donde seguramente caerán cabezas por la falta de experiencia política en cuestión de control urbano de la ciudad de Tijuana, las denuncias vertidas contra ellos y en primer punto a Alma Morales, apuntan que existen negros intereses para irse con la bolsa llena de $atisfaccione$ considerando sea “el año de hidalgo” para ella y los dos sujetos nombrados como promoventes de anuncios espectaculares en la ciudad y que dejan mucho que desear y están sujetos a ser investigados por la autoridad correspondiente, además de ser vividores asiduos de administraciones municipales a quien con artimañas convencen para implantar anuncios que son un riesgo para la población y que no cumplen con las leyes, reglamentos y normas en una ciudad como esta, por mencionar una.