Obama niega cualquier implicación de EU en golpe en Turquía

Internacional
Tipografía

El presidente reitera su condena al levantamiento militar contra el gobierno de Erdogan

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, negó cualquier implicación o conocimiento previo de su país sobre el fallido golpe de Estado en Turquía, al reiterar su condena al levantamiento militar contra el Gobierno de Ankara. 

Obama habló al respecto durante una conferencia de prensa conjunta con el Presidente Enrique Peña Nieto, desde la Casa Blanca y tildó de "completamente falsas" las teorías acerca de una posible implicación o conocimiento previo de Estados Unidos sobre el intento de golpe. 

Esas teorías y rumores "ponen en peligro" a los estadounidenses en Turquía, así como a la "crucial" alianza y colaboración bilateral, según Obama. 

"Por eso quiero ser tan claro e inequívoco como sea posible. Deploramos el intento de golpe", insistió el presidente. 

El fallido levantamiento militar ha tensado las relaciones entre Washington y Ankara, dado que el Gobierno turco responsabiliza del golpe al predicador islamista Fethullah Gülen, exiliado desde 1999 en Estados Unidos y que cuenta con muchos seguidores en la Policía, la judicatura turca y parte de la Administración. 

Dos ministros turcos viajarán la próxima semana a Estados Unidos para negociar una eventual extradición de Gülen.

Cuando se cumple una semana de la intentona, la cifra de fallecidos ha sido actualizada a 270, de los que 24 fueron participantes activos en el golpe. 

En la operación para eliminar a supuestos elementos "gülenistas" de la Administración, un total de 44 mil 600 funcionarios (la mayoría de Educación) y más de 20 mil profesores de centros privados han sido suspendidos. 

También han sido arrestadas 10 mil 410 personas, entre ellas un tercio de todos los generales de las Fuerzas Armadas. 

Al respecto, Obama subrayó que Estados Unidos espera que no haya por parte del Gobierno del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, una "reacción exagerada" al fallido golpe que desemboque de alguna manera en "una restricción de las libertades civiles o un debilitamiento de la capacidad de oposición legítima". 

En la misma línea, este jueves el vicepresidente de Estados Unidos, Joseph Biden, urgió al primer ministro turco, Binali Yildirim, a que se respeten los debidos procesos democráticos en contra de los responsables del fallido golpe.

Informador