Omar Saddiqui Mateen, el atacante del club gay de Orlando, Florida, que acabó con la vida de 49 personas el pasado domingo, visitaba salas de chat LGBT a pesar de expresar indignación al ver dos hombres besándose y hacer comentarios agresivos sobre los homosexuales, dijeron las autoridades.

En una rueda de prensa este lunes, las autoridades ampliaron detalles del operativo de rescate de víctimas tras la masacre ocurrida. Contaron que las conversaciones con Omar Mateen buscaban, entre otras cosas, obtener la mayor información del pistolero.

Más artículos...